LETRA JET

JET
Valor numérico: 8
Valor pleno: 418
Significado: Vida, Vallado
Parte del cuerpo: Mano derecha
Letra: J
Zodíaco: Cáncer
Color: Amarillo-Naranja
Nota musical: Re sostenido
Cubo: Este inferior 
Trabajo: Vitalidad, Protección. La barrera, marca las separaciones. La dinámica de la vida, correr y retornar.

 

La letra Jet es una letra que se parece a la He pero no tiene apertura, la He está abierta y la Jet está cerrada, el aire ya no circula.
Está formada por una Vav- a la derecha, una Zain a la izquierda, con un puente delgado y encorvado (Jatoteret-joroba) conectándolos por arriba.

En Jasidut se enseña que es la unión de tres socios: el padre (Vav), la madre (Zain), y HaShem (Jatoteret).

Es una barrera o vallado que cierra o protege un espacio, también el obstáculo en el camino que hay que pasar o superar, es un portal.

Representa el poder de entrar a un nivel de energía superior y salir de allí, no podemos conseguir un nivel y quedarnos parados en él, hay que emprender de nuevo el camino, la aventura de la vida.

Es la letra de la vida, la energía que debe estar circulando sin pararse ni un solo instante. Letra inicial de la palabra Vida y la vitalidad. La vida-Jai o Jaim, la vitalidad es Jiáh, y la madre de toda vitalidad es Java-Eva.

Jet guarda la energía, guarda la vida, es la reserva de vida, como la valla guarda el jardín.

La Jet por sí misma es otra de las pruebas que el hombre de superar.

La Jet no se sobrepasa corriendo como en la letra Dalet, como es un cercado, una valla en medio del camino se debe superar saltando, haciendo un sobre esfuerzo. Dalet marca un límite entre dos dimensiones y Jet aparentemente parece que nos plantea lo mismo, pero lo que el hombre debe comprender es que la prueba aquí es diferente, para saltar esta valla el esfuerzo y lo que se pone en juego es mucho más profundo, es más difícil.

El kabalista Frank Lalou explica que este salto o paso se hace en cuatro tiempos:
-Encontrarse delante de la prueba
-La toma de consciencia de que no podrá afrontarlo sino es tomando distancia
-Poner distancia
-El salto a lo desconocido.

Jet es aceptar perder un equilibrio para llegar a sí mismo y alcanzar un equilibrio nuevo aún a riesgo de perderlo todo, puesto que podemos fallar en el intento de superar la valla o límite que se presenta en medio del camino.

Tanto la palabra pecado como la palabra purificar, se construyen a partir de la raíz del verbo Hajate que quiere decir Fallar.

La palabra Jetá-Pecado tiene la misma raíz que Purificar-Jité, y en ambas sus valores numéricos suman 18 = Jai-Vivo; Para alcanzar la purificación y trascender el pecado debe surgir en el corazón del hombre, un deseo imperioso que despierte la necesidad de atreverse a dar el salto a lo desconocido. Pararse es lo contrario de estar vivo, es un estado de muerte, fallar al propósito de la vida. Atreverse es movimiento de salida, aceptar el riesgo de equivocarse, de salir de lo seguro en busca de lo incierto, es lo que realmente nos hace estar y ser hombres vivos.

Podemos afrontar la prueba del salto al vacío de la Jet gracias a que hemos podido conseguir la espada de la Zain. La Zain nos provee de la espada para que tengamos la oportunidad de poder superar la los obstáculos-barreras que vamos a ir encontrando en el camino. Ligada a la Jet, Zain nos enseña a gestionar nuestras separaciones, nuestros cortes interiores que surgen debido al miedo. De cómo gestionamos las diferentes rupturas a lo largo de nuestra vida, dependerá el paso difícil de la letra Jet.

Zain-la espada, es la energía guerrera, nos da fuerzas y valor, es el arma del guerrero de la Luz, que nos va a llevar ante un límite que debemos afrontar, hemos llegado a un punto en que todo lo conseguido nos da seguridad pero con la Jet se presenta el reto de saltar o salir en busca de lo desconocido, más allá del cerco o lugar protegido en donde nos sentimos a salvo.

La fuerza de la espada, nos proporciona el valor suficiente para arriesgar nuestra vida para ir en busca de “otra vida”. La Zain es el valor y coraje del guerrero que le da la fuerza necesaria para poder dar el salto ante los límites que se presentan en el sendero de retorno, esa es la gran prueba “dar el salto”. Las pruebas son las que nos permiten saber quiénes somos verdaderamente.

MARICARMEN-RAJEL BLASCO
Instructora de Kabaláh - Grupo Emet - Portal Hinéni
Barcelona - España

Un comentario

  1. Representa un reto a cumplir! Lanzarse al vacio y salir de la comodidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *