LETRA TET

TET
Valor numérico: 9
Valor pleno: 419
Significado: Renovación, Gestación
Parte del cuerpo: Riñón izquierdo
Letra: T
Zodíaco: Leo
Color: Amarillo
Nota musical: Mi
Cubo: Norte superior
Trabajo: Concebir. Gestar. Tener fuerza interior. Rodear.
La fuerza de lo femenino. Con Tov, es la bondad de Adonai.


La Tet solo tiene una pronunciación y es una letra que se abre hacia el cielo, es la letra de la “renovación”.
El origen de la palabra Tet viene del hebreo Tit que significa barro, y el barro permite el aislamiento, cuando el barro se seca cae como piel vieja.
Esta letra significa el cambio de piel. Nos sugiera nuestra propia renovación. La Tradición la asocia al cojeo de Yaakov después de haber luchado toda la noche con el ángel del Señor, solo después de esa lucha le es cambiado el nombre, sale renovado y revelando un nuevo estado.
La Tradición nos dice que Yaakov fue bendecido el día 9 de Av, y vemos que la letra es un círculo con una obertura. El 9 es la renovación.
Tet es el 9 moviéndose hacia el 10, se abre y vuelve a salir, cambia de nivel, así que el círculo no se va a cerrar, va a continuar y tiene futuro.
Pero para continuar hay que hacerse preguntas, aquél que tiene preguntas obtiene respuestas que lo vuelven a la vida para continuar preguntando.
Los Sabios nos enseñan que nunca Dios habla dos veces, así que no hay que hacer dos veces la misma pregunta a Dios, hay que tener una pregunta distinta cada vez, y de esto es de lo que se trata, ya que es la letra de renovación.
Tet es paciente, como símbolo de gestación nos hace salir del lugar de protección de la Jet.
Su obertura está orientada hacia arriba, hacia las dimensiones superiores. Su salida llevando a la liberación del círculo vicioso, viene de lo alto. La elevación es la solución. La Tet no se ofrece más que a las influencias que vienen de lo alto.
La forma de la Tet indica interiorización, simboliza el bien escondido, Zohar dice: "su bien está oculto dentro de él".
La palabra que ilustra plenamente el simbolismo de la Tet, es la palabra Tov que significa Bien-Bueno-Bello. Es la palabra que designa el Bien en el Árbol del Conocimiento.
Tov-bueno sugiere que el mundo ofrecido a los hombres es bueno. Lo que resulta de la separación es bueno. Todo lo que es separativo inicialmente tiene la connotación de lo contrario de bueno, sin embargo el Génesis nos enseña que el fruto de las separaciones es bueno, es precisamente el acto separador lo que permite que la creación sea llevada a cabo.
Al igual que la semilla esconde el árbol y debe ser hundida en tierra y morir para que germine y crezca, así es Tov debe ser hundido y morir en su contrario, para así nacer de él y construir una mayor perfección.
El Creador conforme va llevando a cabo su creación va diciendo “es bueno”.
El primer día, la luz es proclamada buena. La luz ha integrado las tinieblas.
El segundo día lo seco y lo húmedo son llamados buenos. Los cielos y la tierra son llamados Tov.
El tercer día separa las aguas de arriba de las de abajo y dice que es bueno.
El cuarto día crea las luminarias del cielo y las llama buenas.
El quinto día crea los peces del mar y los pájaros del cielo y los llama buenos.
El sexto día, crea los animales de la tierra y dice que son buenos, y también crea al hombre, aquí hace una recapitulación de toda su obra y dice que “es muy buena”.
El séptimo día HaShem descansa y es el hombre el que va muriendo a cada uno de los seis días y que resucitará aquí en el séptimo. El hombre no puede quedarse en esa condición, debe “caer”, como la semilla, para resurgir desde ahí cumplir su destino.
El Santo Bendito Sea, parece que le dice: “Tu eres Tov-Bueno-bello, pero no eres más que el germen del verdadero Tov que serás”, y continúa dirigiéndose a la Tet diciendo: “El bien que representas está encerrado y escondido en ti”.
La Tradición asigna al número 9 la perfección de la Creación, las 9 musas lo afirmaban entre los griegos, las 9 profetisas entre los celtas, los indios llamaban al cuerpo del hombre “la ciudad de las 9 puertas”.
La letra Tet nos sugiere el estado de gestación. No es que sea un estado de retorno al estado fetal para poder llegar a alcanzar un estado de adulto, sino que es la gestación que permite el nacimiento a una conciencia nueva, en la que se corta con todo aquello que había servido hasta ese instante.
El valor de la palabra Tetes 419, el mismo que la palabra Ajdut «la unión». Promesa que le es dada a esta letra, que no es otra que el Bien del Mundo Futuro. Este estado de “bien” es el estado de conciencia unificada.
Vimos que la Jet de valor numérico 8, está relacionada con la vida, con lo viviente y que lo vivo era Jai, cuyo valor es 10 + 8 = 18 que se convierte en 9 que es el valor de la Tet.
La forma de la Tet indica interiorización, simboliza el bien escondido, Zohar dice: "su bien está oculto dentro de él". La forma de la letra Jet simboliza la unión de la novia y el novio, consumada en la concepción. El secreto de la Tet que equivale numéricamente a nueve, a los nueve meses del embarazo, es el poder de la madre de llevar su bien interior y oculto (el feto), durante el periodo de embarazo.
El embarazo es el poder de llevar lo potencial a lo real. La revelación de una energía nueva y actual como la revelación del nacimiento. La letra siguiente Yod revelará el punto de la "Vida Esencial", el secreto de la concepción en la letra Jet, preñada y cargada por la Tet.

MARICARMEN-RAJEL BLASCO
Instructora de Kabaláh - Grupo Emet
Portal Hinéni - Barcelona - España
www.grupoemet.es

Un comentario

  1. Shalom, quisiera saber como soy saco ese bien interior que tengo en mi, soñé con esta letra en el firmamento y que alumbraba mucho y le tomé una foto y salió nítida, más tarde en mi sueño el creador Me habló en mi sueño y me dijo busca primero conocimiento para que cuando me busques me revele y entiendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *