LETRA HE

 HE
Valor numérico: 5
Valor pleno: 6
Significado: Ventana, respiración, soplo, oración
Parte del cuerpo: El pie derecho
Letra: H
Zodíaco: Aries
Color: Rojo
Nota musical: Do
Cubo: Nordeste
Trabajo: Letra mística que representa el aliento. Recobrar el alma.
Está dos veces presente en el Tetragrama.

La letra He es la primera simple, es la letra más fácil de pronunciar del alfabeto ya que simplemente hay que dejar que salga el aire, es como un aliento.

La Tradición nos dice que para pronunciar la He, no hay que trabajar ningún músculo, esta letra representa el Espíritu, el Soplo.

Tradicionalmente se dice que es una “ventana” que se abre, podemos ver en la forma de la letra una apertura que es como una ventana. La He es el viento que circula por la ventana naturalmente y se insufla, es la letra de la “respiración”. No pensamos que estamos respirando, simplemente respiramos, el aire circula a través nuestro y no hacemos ningún esfuerzo.

En Kabaláh se describen cinco niveles del alma, mismo valor numérico de la He-h: Nefesh, Rúaj, Neshamáh, Jaiáh y Iejidáh. Cada grado expresa una cualidad del aliento, representa también a los vientos más enraizados en la tierra y a los vientos más elevados del cielo, de lo más enraizado en la tierra a lo más celeste de los vientos.

Esta letra es la ventana de la Casa-Bet que permite la comunicación del exterior y el interior de la misma, sin necesidad de que la puerta esté abierta. La ventana sirve para que pase la luz y el aire.

La ventana es pues la comunicación que hay entre los cinco niveles del alma. La misma forma de la letra sugiere la apertura por la que penetra el soplo-aliento.

He es una letra muy importante ya que está dos veces en el Nombre hwhy-Tetragrama, es una letra femenina, cuando se pone al final de una palabra, automáticamente esta palabra es femenina, es realmente la letra de la feminidad y la espiritualidad que se transmite de generación en generación, y es por eso que en el judaísmo la espiritualidad pasa a través de la madre y emana a través del padre. Si la madre es judía y el padre no lo es, el niño es judío, a la inversa el niño no es judío, porque la espiritualidad la traspasa la madre, lo femenino.

El jeroglífico de la He representa a un hombre orando caminando y con los brazos levantados hacia el cielo, así podemos decir que Dalet es la puerta que conduce a la plegaria He. Esta plegaria es estado de meditación y la meditación va ligada fuertemente al aliento o respiración representada por la He.

He es la liberación del aliento por medio de la respiración, es la entrada y salida (inspiración-expiración) del Espíritu Infinito-Alef en el mundo de la acción, que sostiene y da vida, estamos vivos gracias al soplo de la He.
He es el aliento.

Dalet es la puerta del templo interior desde el que debe producirse la plegaria. El hombre en plegaria no es un hombre ordinario, está rezando mientras camina, está de pie sobre sus piernas y alzando los brazos. La oración auténtica debe ser movimiento, vitalidad. No impide avanzar sobre el camino de la vida sino todo lo contrario, por medio de la conexión con los mundos superiores se es capaz de avanzar a través de las pruebas de la vida, mirando hacia el futuro con vitalidad y entusiasmo. Esta representación de la He que es un hombre caminando y orando y con los brazos hacia el cielo, es la imagen misma del kabalista en su quehacer diario, los pies en el suelo en continuo movimiento, mientras que sus manos buscan el contacto con los mundos superiores, como si fueran antenas, su rostro mira hacia adelante, mira hacia sus actos de hoy, del presente pero que deben conducirle al mundo futuro, su oración lo conecta con los mundos divinos, mientras que su caminar y su futuro está en este mundo, nuestra casa-Bet.

La Guímel, es el hombre rico que da al pobre en forma de caridad. La He es la forma más elevada de caridad, es el acto de dar desde lo incógnito, el que recibe no sabe quién es el que le da.

(Maricarmen-Rajel Blasco - Grupo Emet-Portal Hinéni
Barcelona-España)
(Instructora de Kabaláh - Grupo Emet)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *