Artículo: El Misterio de YHVH

El Nombre de HaShem, es decir el Tetragrama está compuesto por Yod de valor 10, He de valor 5, Vav de valor 6 y He de valor 5. Es decir en esta secuencia de ácidos se encuentra codificada la presencia de nuestro Creador, es asombroso HaShem puso su Nombre en nuestro ADN.

“Fuímos creados a su imagen y semejanza…”.

HaShem nos creó y pusó su “Nombre” en cada uno de nosotros, desde los niveles más sutiles hasta el más denso, nuestro cuerpo físico.

Maricarmen-Rajel Blasco

5 comentarios

  1. juan manuel leyva aguirre

    sorprendente, gracias por compartirnos tan maravillosas revelaciones, tengo una duda por cuestiones de religion, yo era catolico pero ya no creo casi nada de esa religion ni de los llamados cristianos o hermanos separados, hay una controversia por que el protestantismo llama al Creador “JEHOVA”, mi pregunta es que si ese nombre existe y si es correcto?

    • Maricarmen-Rajel Blasco

      Muchas gracias por acceder a nuestra página, espero y deseo que te sea de ayuda en tu camino espiritual.

      En cuanto a la pregunta que me haces intentaré explicarme.
      Verás, yo también era católica, pero ya no deseo pertenecer a ninguna religión. La palabra “religión” viene del latín “religare” es decir “volver a unir”, está claro que las religiones en general no han cumplido su propósito, muy al contrario a lo largo de la historia, las religiones solo han servido para dividir, llevar a cabo guerras “santas” etc., y esto actualmente como ves, no ha cambiado mucho.

      La Kabaláh no es religión es “un camino espiritual”, es un conocimiento de Universo y de nosotros mismos, que nos amplía la conciencia y nos hace despertar a percepciones más allá de esta realidad que es, como dicen los kabalistasm un 1% de la totalidad de la realidad que percibimos, es decir que el 99% ni siquiera sabemos que existe, el kabalista empieza a percibir un tanto más de ese 1% por tanto, su conciencia se eleva por encima de religiones, culturas, educación, razas… es decir su conciencia percibe o empieza a percibir que todos somos “hijos de un Único y mismo Padre”, todos emanamos de Él y a Él todos debemos retornar.

      La palabra Jehová es una mala traducción del Nombre Impronunciable de Dios y que aparece en la Toráh, es decir el Tetragrama, Nombre compuesto por 4 letras (Yod He Vav He), que no tiene pronunciación. Al traducir dicho nombre se le han dado diversas pronunciaciones como Yavéh, Jeováh… Por tanto podríamos decir que Jehová como entidad no existe.

      Ahora bien, hemos de entender que en Kabaláh, los diversos Nombres Divinos, están vibrando una característica con la que se muestra o manifiesta la Divinidad, porque en realidad, si queremos ir a la auténtica esencia Divina, los kabalistas dicen que es el Ain Sof, es decir la Nada Ilimitada ¿cómo explicarlo? Por eso los kabalistas de Gerona decían que todo lo que podamos decir de Dios, es justamentamene lo que no es, porque Él es la Nada Ilimitada de la que no podemos decir absolutamente nada, y de la que con nuestra mente limitada no sabe nada, pero que algunos han sido capaces de intuir o incluso de ver y entrar en ella.

      Los kabalistas no pronuncian estas cuatro letras y mucho menos los judíos, y hago esta distinción porque kabalistas pueden ser personas de distintas creencias y religiones. Sé que según quien lea estas palabras puede no entenderme, pero yo en particular, considero que la kabaláh es “misticismo y espiritualidad”, por tanto trasciende toda religión, toda cultura y toda raza.

      Espero y deseo que mi explicación te ayude en tu pregunta, pero en caso contrario, no dudes en volver a escribirme.
      Shalom
      Maricarmen – Rajel Blasco

  2. Un articulo muy interesante que nos da un poco más de luz sobre nuestro ADN es decir de nuestro origen.Gracias por el articulo y esfuerzo que se realiza para poder compartir desde la Luz del alma.

  3. Maravilloso gracias

  4. Muy interesante, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *