58. Yod Yod Lamed

  RIGE DEL 6 AL 10 DE ENERO

No podemos tener un futuro satisfactorio y lleno de milagros, si continuamos aferrándonos a un pasado desordenado e infeliz, porque eso impedirá que los milagros y futuro lleno de amor, se materialice en nuestras vidas.

La Tradición enseña que el mar no se abrió hasta que Nashón, hijo de Aminabad, de la tribu de Yehudá, no se sumergió hasta que el agua le llegó a la nariz. Significa que el primer paso, con fe total, lo tenernos que dar nosotros. Entonces se abre el mar.

Esta energía nos libera de las estructuras mentales rígidas que nos oprimen. Ayuda a liberarnos de nuestro pasado, de nuestros traumas, de nuestras programaciones inconscientes. Nos enseña a fluir, a dejar ir y a dejarnos ir. Dios nos protege y lucha por nosotros.

Nos salva cuando nos encontramos frente a una situación terrible y no sabemos qué hacer.

No soy más prisionero de mi pasado.

Creo en los milagros y en un futuro gozoso. ¡Obtengo el valor para dejar ir! Lo dejo ir. Del todo.

Dejo que la Luz luche por mí, sin yo intervenir en nada.

Da fortaleza mental. Ayuda a superar la tristeza, da consuelo. Ayuda en la curación de enfermedades y nos da fuerza y valor para liberarnos de todo lo que nos hace sufrir, nos ayuda a soltar todo lo que nos aprisiona. Combate la tristeza y la melancolía. 

Nos protege contra la colera y los impulsos destructivos.

Inspira las soluciones correctas a los problemas cotidianos.

Salmo 113:2

YEHÍ SHEM ADONÁY BEMORÁJ BEATÁ VEÁD OLAM

<<Sea el Nombre del Eterno bendito desde ahora y para siempre>>

Nombre Sagrado con el nombre del ángel en alfabeto angélico

No se admiten más comentarios